miércoles, 28 de octubre de 2015

SUEÑO, LUEGO EXISTO

Una espera sumergirse en la más completa oscuridad cuando cierra los ojos, pero no es así. 
Cuando mis párpados caen, veo.
Veo color, luz, personajes que me asaltan sin pedir permiso, al parecer permanecen gravitando en mi mente a la espera de ser descubiertos. 
Hacerlo es todo un reto y me encanta. No siempre consigo capturarlos, pero incluso cuando fallo en el intento, vale la pena el esfuerzo, porque después de todo siempre aprendo algo.

Todo ese proceso que me lleva a un resultado final, me hace experimentar multitud de sensaciones que me hacen sentir viva, entonces solo puedo pensar que cuando sueño, existo.